Acatlán
Acaxochitlán

Actopan
Agua Blanca
Ajacuba
Alfajayucan
Almoloya
Apan
Arenal
Atitalaquia
Atlapexco
Atotonilco de Tula
Atotonilco el grande
Calnali
Cardonal
Cuautepec
Chapantongo
Chapulhuacán
Chilcuautla
Eloxochitlán
Emiliano Zapata
Epazoyucan
Huasca
Huautla
Huazalingo
Huehuetla
Huejutla
Huichapan
Ixmiquilpan
Jacala
Jaltocán
Juárez Hidalgo
Lolotla
Metepec
Metzquititlán
Metztitlán
Mineral del Chico
Mineral del Monte
Misión
Mixquiahuala
Molango
Nicolás Flores
Nopala
Omitlán
Orizatlán
Pacula
Pachuca
Pachuquilla
Pisaflores
Progreso
San Salvador
Santiago de Anaya
Singuilucan
Tasquillo
Tecozautla
Tenango de Doria
Tepatepec
Tepeapulco
Tepehuacán
Tepeji del Río
Tepetitlán
Tetepango
Tezontepec El Grande
Tezontepec de Aldama
Tianguistengo
Tizayuca
Tlahuelilpan
Tlahuiltepa
Tlanalapa
Tlanchinol
Tlaxcoapan
Tlaxiaca
Tolcayuca
Tula
Tulancingo
Tulantepec
Tutotepec
Xochiatipan
Xochicoatlán
Yahualica
Zacualtipán
Zempoala
Zapotlán
Zimapán

 

 

 

Popularidad de un político
José Manuel Toscana; Excalibur

Conectes, arrepentidos, buscavidas a:  j1939t@prodigy.net.mx

 

 

agosto 9 de 2018

…la popularidad de un político va en proporción directa al nivel de estupidez  del electorado…

nos recuerda Winston Churchill.

**

Eufóricos los fanáticos del pejeloco, los de endenentes y los recién convertidos, forman interminables filas ante el santuario improvisado donde despacha el electo y dicta reformas, da cátedra, promete milagros y sonríe a la multitud embelesada con su nuevo juguete del grillito cantor.


Foto: Arturo Luna / Forbes México.

**

Piden, esperanzados, milagros y recetas mágicas para remediar todos los males y brujerías padecidas durante siglos; da lo mismo una chambita –la que sea su voluntad- o un préstamo  de corta pero valiosa feria para solventar deudas, que ayuda para el pago de un flete del cadáver del pariente muerto en otro país; de todo hay en ese hormiguero de pedigüeños que, más pronto que tarde, quedarán desilusionados ante la imposibilidad de hacer reales sus infundadas rogatorias.

**

El desencanto ya despunta en el horizonte pejelagartista: llegan a su lado y para quedarse, viejos mañosos con mañas más aún más viejas, redivivos por la bondad del peje-profeta que los necesita con su caudal de malabaristas para sortear las turbulencias que están llegando por todos los frentes conocidos y los aún por descubrirse.

**

Revisen ustedes el panorama: dolores padierna de la mano de su maridín rené bejarano, son dos ladrones de calibre mayor, especialistas en desfalcar clientela sin casa, productos de terremotos e invasiones de terrenos particulares; amos del comercio informal en varias delegaciones de la Ciudad de México, además de los documentados atracos a contratistas del entonces Departamento Central – como Carlos Ahumada y las ligas de bejarano- entre otras virtudes apreciadas por el peje-tranza para conseguir dineros fáciles. Esta parejita ejemplar, controlará a los diputados de morena, la franquicia del profeta mentiroso- ¿hay de otros?-  manolito bartlett, reconocido por violento, vengativo y matón a tras mano, además de cobarde, mentiroso y chaquetero.

**

La lista es grande y creciendo al paso de los días, lagartos de piel durísima hacen fila para recibir consignas y aplicarlas  en cuanto se encaramen en el poder, sea como senadores, diputaos, gobernadorcitos en calidad de virreyes de segunda clase y un sinfín de malvivientes, ahora salvos  de pecado, como si los hubiera encontrado Juan el Bautista en las aguas salvíferas del río Jordán.

**

en aquellos tiempos idos cuando no había drenajes en las calles (*) los desechos de los habitantes de la casas, previamente depositados en bacinicas, y de ahí a un recipiente mayor, se valían de los “cuberos”  que pasaban de casa en casa, con sus carros de mulas equipados con cubos grandes  en donde recolectaban esos innombrables  productos orgánicos, para tirarlos en algún  arroyo cercano.

**

(*)… en Tulancingo, en 1930, aún no había drenajes… alguna vez vi una fotografía de un cubero local culminando su apreciable labor en el “Puente Colorado” allá, por al actual crucero de Acatlán…


Foto Gilberto Izurieta Tellez

… un día charlando con una dama – ahora disfrutando a fuego lento de la eternidad- que sabía todos los secretos del vecindario en Tulancingo, comentaba que el bisabuelo de un relevante personaje acaudalado, había sido cubero para el clero de la Catedral de la Ciudad de México, y en tiempos de la desamortización de los bienes eclesiásticos, pensando que podían confiar en él, la Iglesia decidió poner a su nombre la Hacienda de Peralvillo… después ya no la regresó quedándose con ella…

**

Así va recordando mi memorioso amigo que promete otros episodios interesantes sobre sucesos  regionales; aún hay más de estos relatos de las fortunas que pasan de las manos de ladrones a otros ladrones ya redimidos y bendecidos, como ahora está de moda entre los viejos y desmadrosos políticos… pero lo mal habido siempre será robado y no hay dios que perdone este pecado… a menos que se pongan a mano con los que pueden perdonar… ¿alguna duda?

**

Caro, muy caro, pagará el carecuaco fayasito  por pasarse rosca ahora que tiene la tambora de lado. Los nuevos diputaos, tan marrulleros como los que salen de la esfera dorada, están comandados por un personaje regional que sabe cómo peinar a Petra y como su espacio poderoso está intocado, hará valer su influencia para divertirse a costillas del reconocido hombre uso hoy al frente del destartale hidalguense.

**

“… los lobos pacerán junto con las ovejas…

y las espadas se convertirán en rejas de arado…”

La Historia es lo que es y su lecturas nunca es fácil.  A veces es dolorosa.

**

Solo hay dos libros fundamentales en el mundo:

La Biblia, que dice que ames a tu prójimo, y

el Kamasutra, que te dice cómo hacerlo.

 

Archivos...

   
   
   
 
 
columnas
 
www.hidalguia.com.mx no está afiliada a ninguna entidad gubernamental, ni pertenece al Estado de Hidalgo. Este sitio es propiedad privada y su contenido es sólo informativo y promocional. www.hidalguia.com.mx no asumen la responsabilidad por el contenido de los anuncios individuales de los clientes, así como los de sus colaboradores, y de las páginas ligadas a éste portal.
   
 
 
Av. Luis Ponce Nte. 710         C. P. 43600          Tulancingo, Hidalgo, México.          (01-775) 7-84-81-28         contacto: hidalguiaplus@hotmail.com          aviso legal