Acatlán
Acaxochitlán

Actopan
Agua Blanca
Ajacuba
Alfajayucan
Almoloya
Apan
Arenal
Atitalaquia
Atlapexco
Atotonilco de Tula
Atotonilco el grande
Calnali
Cardonal
Cuautepec
Chapantongo
Chapulhuacán
Chilcuautla
Eloxochitlán
Emiliano Zapata
Epazoyucan
Huasca
Huautla
Huazalingo
Huehuetla
Huejutla
Huichapan
Ixmiquilpan
Jacala
Jaltocán
Juárez Hidalgo
Lolotla
Metepec
Metzquititlán
Metztitlán
Mineral del Chico
Mineral del Monte
Misión
Mixquiahuala
Molango
Nicolás Flores
Nopala
Omitlán
Orizatlán
Pacula
Pachuca
Pachuquilla
Pisaflores
Progreso
San Salvador
Santiago de Anaya
Singuilucan
Tasquillo
Tecozautla
Tenango de Doria
Tepatepec
Tepeapulco
Tepehuacán
Tepeji del Río
Tepetitlán
Tetepango
Tezontepec El Grande
Tezontepec de Aldama
Tianguistengo
Tizayuca
Tlahuelilpan
Tlahuiltepa
Tlanalapa
Tlanchinol
Tlaxcoapan
Tlaxiaca
Tolcayuca
Tula
Tulancingo
Tulantepec
Tutotepec
Xochiatipan
Xochicoatlán
Yahualica
Zacualtipán
Zempoala
Zapotlán
Zimapán

 

 

 

Gerardo Sosa Castelán
José Manuel Toscana: Excalibur

Si algo falta, pasen copia: j1939t@prodigy.net.mx
 

18 de marzo de 2019

… de ningún lado venimos…
a ningún lado vamos…

Lo que sigue le será difícil explicarlo a sus seguidores, algunos de ellos incondicionales, que se agruparon en su entorno iniciado como una aventura estudiantil que fue cobrando relevancia más allá de lo jamás imaginado.

*


Gerardo Sosa

Sin querer queriendo, contra toda posibilidad de éxito, organizó grupos de choque para amedrentar a los demás estudiantes y sumarlos a la pandilla que fue controlando los espacios universitarios, desde los sindicales hasta los catedráticos y, dejándose usar por los nefastos desgobernadores del estado fayido de Hidalgo, mismos que lo manipularon para sus fines de control y golpeo a sus rivales.


Humberto Lugo Gil y Guillermo Rosell
Archivo Hidalguía

*


Gerardo Sosa y Omar Fayad
Archivo Hidalguía


La travesía de este contingente está más que difundida en los medios estatales de todo color y tendencia, eso sí: unidos todos contra Sosa Castelán y su cercanos destacados, omitiendo -en todo momento- la lista completa de los que fueron sus aliados, lo son ahora y los que resten una vez sorteada la tempestad que le cayó –con especial dedicatoria- desde el gobierno central del país, con enorme placer para sus rivales que jamás pudieron con este personaje, ni por las buenas y menos por las malas.

*

Le puso el cascabel al gato, un personaje resentido, ansioso de gloria inmediata, Santiago Nieto, experto en trampas y tranzas financieras, quien anuncia la ciudad y al mundo un enredo de miles de millones de pesos, de procedencia incierta y usos turbios, tanto que ameritan la congelación bancaria de esos caudales bajo el control de Sosa Castelán y, que supuestamente, son propiedad de la Universidad Hidalguense envuelta en este torbellino que presagia malos momento y tristes resultados para uno y otros, muchos inocentes pero sí víctimas, a la larga, del proceder del que hace cabeza del Grupo Universidad, sin que, bien a bien, se sepa qué representa, qué hace, para dónde va y cuánto les toca – de alcanzar algo- de esa fortuna, de la cual ignoraban su cuantía y, menos, su destino.

*


Acaxochitlán

Documentado en reportajes, libros y en los espacios públicos el trayecto de Sosa Castelán y sus seguidores, deja en la sombra –al menos por ahora- a protagonistas que se les conoce por sus andares al costado del líder nacido en un pueblecito encantador, donde apenas acribillaron a uno de sus hijos, desde donde partió en pos de fama y fortuna. Ambos ideales logrados sin cortapisas, a un precio muy elevado, donde fue y es moneda de cambio la traición, la muerte, el descolón, el abuso del que todos, sin falta, sacaron y sacan, raja gorda, al conjuro establecido por el gran profeta priísta carlos jan gonzález:

…por convencimiento o por sometimiento...


Carlos Hank González

*

Ya seguro de su fortuna y amarres en diversas zonas del poder federal, dado que a los mandones tradicionales, todos de capa caída, de Hidalgo le servían de rico vacilón, dio un salto mortal para encontrar compinches –baratos ellos- en el recolector de desperdicios y basurales politiqueros del país: el nuevo negocio familiar “morena”, donde enchufó maravillosamente al instalar en los Congresos nacional y estatal a varias fichitas que de su mano, comen diario y caliente.

*

¿Quiénes y desde cuándo le fueron armando la trama para lanzarlo al estrellato del crimen nacional, con bombo y platillo?

 

Ya salieron toda clase de explicaciones para ilustrar al respetable, el por qué de esos caudales llegados desde la Cruz Roja del dinero mal habido que es Suiza.

Los secuaces más cercanos y fieles, hasta ese momento, desconocían el origen, la magnitud del tesoro y, desde luego, los fines para lo que fue acumulado. Las explicaciones del intervenido nada aclaran y sí enturbian el panorama de manera irremediable. Ese es un misil que dio bajo la línea de flotación de la nave insigne de Sosa Castelán: La Universidad Autónoma de Hidalgo.

*

Los escándalos en México, es el oxígeno del actual desgobierno que reparte justicia, burla y venganza y cada mañana, desplumando gallinas en público sin recoger las plumas de la vituperación nacional de los que, a su torcido parecer, son traidores la Patria.

En esa fila de condenados aparece estelarmente Sosa Castelán, desde ahora apestado oficial y, haga lo que haga, así se quedará mientras perdure el caos que por ahora nos arrastra.

*

Esta condena sin más pruebas a la vista que el dicho del peje y su marioneta fiscalizadora, le sirve a los amigos, enemigos, simpatizantes, lamegüevos, socios reales y de figura, propios y extraños para marcar su cancha y sacar lo más que puedan del desgarriate organizado desde las alturas.

*

El caso es zafarse antes que la nave se hunda o cambie de manos, sueño dorado de muchos politiquitos hidalgueños desde hace un titipuchal de años, incluidos los socios fundadores de ese grupo universitario, de los cuales no se habla mucho pero que agarraron la pata de la vaca sin remordimiento; esos, aparte de gachos y cobardes, son culeros y a nadie engañan pues sus logros de fortunas inmensas, todo el mundo sabe cómo los consiguieron, incluidos los puestos públicos que les dieron oropel y hasta se lo fueron creyendo.

*

Corre la versión asegurando que Sosa Castelán y su hermano hablaron con el chaval acribillado antes de fenecer. Si logró decirles quién lo ejecutó y es conocido ¿habrá venganza?, ¿se quedarán quietos ante el tamaño del rival?, si fue un asalto frustrado para robarlo o lo que sea, ese crimen los acompañara por el resto de su existencia.

*

Entre las patas de los cuacos en estampida, se irán los que trabajaron bien, lo que cumplieron metas y presentaron buenos resultados, sin medrar con los fondos bajo su custodia. En esta vorágine será innumerable los que, según la moda, se catalogan como víctimas y pérdidas colaterales por las que nadie paga y, menos, se hace responsable.

Este sí es un daño mayor que está causando estragos impredecibles en la Universidad y lo que incluye.

*


Wences Angulo

Wences Angulo decía en sus tiempos terrenales:

…entre los políticos y las mulas nomás las patadas se oyen….

*

En el congal del pueblito tenían un perico perdulario, lengualarga, malahblado que se la pasaba insultando a los parroquianos… un día la dueña el lupanar aburrida del grosero cotorro, lo metió en un costal y lo aventó al jardín del convento del poblado, donde celebraban una gran ceremonia religiosa en honor del obispo visitante… el jardinero llevó la bolsa ante la madre superiora quien sacó al loro que, esponjándose, miró a la concurrencia, revisó el claustro y dijo:…

casa nueva…putas nuevas… la misma clientela…

Así veo la politiquería en el desmantelado estado de los camotes, séase Puebla.

 

Archivos...

   
   
   
 
 
columnas
 
www.hidalguia.com.mx no está afiliada a ninguna entidad gubernamental, ni pertenece al Estado de Hidalgo. Este sitio es propiedad privada y su contenido es sólo informativo y promocional. www.hidalguia.com.mx no asumen la responsabilidad por el contenido de los anuncios individuales de los clientes, así como los de sus colaboradores, y de las páginas ligadas a éste portal.
   
 
 
Av. Luis Ponce Nte. 710         C. P. 43600          Tulancingo, Hidalgo, México.          (01-775) 7-84-81-28         contacto: hidalguiaplus@hotmail.com          aviso legal