Excalibur

Tulancinguenses contra los hampones de época... ¿cuando estaremos unidos de nuevo ? se preguntan.

José Manuel Toscana

 

     El jueves pasado, la visión al amanecer en Tulancingo, fue portentosa. Después de la lluvia que persistía durante la noche, nuestro padre Sol, abrió la mañanita con un par de arco iris que cubrieron la población por más de media hora, quedándose atrás el astro rey envuelto en una luz plateada intensísima,  avivando los colores de la promesa cósmica  de futura felicidad.

     Ojalá este despliegue de belleza inconmensurable  y gratuita, sea el preludio de tiempos mejores para los apabullados  vecinos ensimismados en conseguir la pitanza habitual, cada día más reducida. !Ojalá!

&&&

Curtiduría y Tenería, significan lo mismo; servido LPA.

&&&

     El humor involuntario y la perversión de un fotógrafo, redondearon ocho imágenes de colección del camarada Enrique Garnica, publicadas a toda  plana en Síntesis-convivencias del jueves 4.

     Alguien tiene engañado al ciudadano Garnica, haciéndole creer que la barba de chivo que presume es elegancia, la realidad es le queda como a un Cristo, dos pistolas. 

     Luego se ve que su familia y cuates no lo quieren pues lo agarran de  pura botana y, él, se la cree, pobrecito.

&&&

     Anonadado y Supositorio, no significan lo mismo ni se relacionan entre sí; servido  MVL.

&&&

     Me causaba alegría e incondicional admiración contemplar la pradera  de  perpetuo verdor que le daba el riego por aspersión a ese terruño,  propiedad de Ludovico Lorandi, el puro nombre es mágico, situado en la entrada  poniente de Tulancingo.

     Simétrico, perfecto, envidiable, aparecía  como una muestra de lo que era Tulancingo, en eso de campos tecnificados y empresarios  comprometidos, hará¡ más de medio siglo.

     Ahora, el  terreno abandonado, será residencia para una empresa comercial  arrasadora, la número uno del mundo, que viene por los centavos  que restan en la comarca.

     Esto no es progreso para nadie que no sean  socios del gigante financiero; los demás, perdemos  hasta la manera de andar.

     Infinidad de comercios aledaños  cierran sus puertas para siempre, en cuanto las abre el emporio, dejando en la inopia a miles  de personas sacrificadas por del rompimiento de las cadenas productivas y comerciales, pues no hay manera de competir con esos titanes, ni siquiera las otras cadenas del mismo corte y finalidad logran hacerlo, que no la ven llegar  donde se instalan estos consorcios  de rango  y redes mundiales.

     Lástima por tan inmensa perdida, una más, de aquellos alfalfares interminables que fueron la tarjeta de presentación de un Tulancingo extraviado  a cambio de nada que no sea la indigencia generalizada. ¿Qué nos queda?

&&&

Cuando se reparte la miseria, toca a  más.

&&&

    Radicado en Xicotepec, va redondeando casi un siglo de vida este fin  de semana, llenando notablemente  su espacio y tiempo; nunca pasa desapercibido,  Alfonso de Vega Esquitín.

     Sus andanzas enmarcadas desde la orilla del mar, hasta  donde queramos imaginar, son dignas de un narrador capaz de plasmar las anécdotas de don Alfonso y, conocer, de primera mano, la evolución de la ganadería regional y los cambios sociales de los que fue actor relevante.

     De memoria y charla formidables, de Vega Esquitín, es un firme puntal  y un árbol que ha dado frutos que perpetuarán su memoria para regocijo de sus amigos, entre los que milito gustosamente. ¡Felicidades Alfonso de Vega Esquitín!

&&&

     Triste panorama el de los priístas que tendrán el desafío de escoger quien los represente mejor, entre dos  enormes cisternas de estiércol, a cual más apestosa,  como los marcados hampones y seres menores, Madrazo y Montiel, ruindades perfectas de lo que ha sido y es, el partido  que partió  a  México, y pretende regresar por los esquilmos.

     No hay manera de superar el asco vomitivo que provocan  estos ejemplares de la iniquidad; desde su manera de hablar, sus arreglos faciales,  coloridos peinados, de mezquindad inocultable, su ruindad manifiesta, los antecedentes, las gavillas que los rodean, sus antecedentes primorosos, la limpieza de sus procederes,  lo recto de su mirada, la franqueza de sus parrafadas, sus antecedentes, la claridad de sus conceptos, lo agilidad  de sus exposiciones, el entusiasmo  contagioso, la sinceridad de sus palabras, sus antecedentes,  sus bonitas familias, sus antecedentes, sus  antecedentes, sus  ante... idénticos a los del peje López, al júnior Cárdenas, al petimetre Creel. ¡Ni para dónde correr!  Frutos  del vientre revolucionario y partidista

&&&

     El 3 de mayo de 1915, desesperados, los habitantes de Tulancingo, sacaron coraje  del miedo para sobrevivir  a los abusos de las tropas carrancistas acantonadas en el pueblo, donde hicieron de  la Catedral, machero, dedicadas  al saqueo y perversidades mil.

     Organizados   y, apoyados por  los generales villistas Matías y  Gregorio Méndez y sus tropas, cercaron a los criminales arrasándolos sin  dejar uno para muestra.

     He leído que mataron a 3 mil carrancistas en esa jornada reivindicatoria, de ser así tal vez sea el mayor exterminio realizado en los tiempos revolucionarios en una acción militar.

     No tengo la seguridad de esta cifra, pero sea la que resulte  verdadera, la historia  es pasmosa y me extraña que jamás se mencione en lugar alguno.

     También escuché que, durante años, al llegar la fecha en Tulancingo, se efectuaba una ceremonia  conmemorativa de aquellos hechos brutales, pero de pronto la suspendieron sin saberse de dónde llegó la orden respectiva. ¿Alguno de ustedes tiene idea o documentos de todo esto?

&&&

     En 1915, en Texas, en el destierro, un médico del ejercito de Pancho Villa, cuenta la revolución mexicana como una furia inútil. 

     Según la novela “ Los  de abajo ”, de Mariano Azuela, ésta es una historia de ciegos borrachos, que tiran tiros sin saber por qué ni contra quién y pegan manotazos de bestia buscando cosas que robar o hembras para revolcarse, en un país que huele a pólvora  y a fritangas de fonda.

&&&

     Bajando por la carretera federal desde  El Susto y La Gloria, a la distancia aparecía Tulancingo, yaciendo en un perpetuo verde mar que le trajo fama como la Esmeralda  del Valle, así era de impresionante  el despliegue de los inmensas  praderas primorosamente cultivadas y cuidadas, como era el caso de Celso Marroquín, siempre  al pie  de los cañones  de riego, vigilado el calmoso pastoreo de sus cuantiosos rebaños lecheros,  desparramados a lo largo del camino.

     El paisaje era semejante por los otros costados  de la próspera ciudad, pues las estancias lecheras colocaron a Tulancingo a la cabeza  de los productores nacionales, durante muchos años.

     Al mismo, tiempo llegaron a funcionar más de 64 industrias textiles laneras, a cuya sombra surgieron innumerables talleres  caseros, que hacían fuerte al comercio regional, logrando llevarlo a ser uno de las principales  del país, durante muchos años.

     La vida en esta comarca era una delicia; es cuestión de visitar el Museo Fotográfico de la ciudad y constatar la calidad y cantidad  de lo que se alentaba por estos rumbos.

     ¿Qué falló? ¿Por qué se quebró todo? ¿Quién lo sabe y se atreve a decirlo? ¿Dónde comenzó  el derrumbe? ¿Nadie previó lo que se venía encima?

&&&

     La ausencia de  una educación profesional, la cómoda riqueza que canceló innovaciones técnicas en los planteles industriales, la moda de cambiar ranchos y granjas por fraccionamientos de éxito dudoso, ahora casi todos  estancados por falta de clientes que jamás llegaron, la interrupción de los legados familiares cuyos discrepantes miembros prefirieron buscar otros horizontes, la lejanía de personalidades de la zona  en el espacio politiquero del estado, siempre relegados, ignorados en algunos casos,  en otros cómplices de la marginación a  cambio de favores personales y dádivas de los caciques estatales; en fin el, paquete es amplio, caben muchas posibilidades y circunstancias que explican la situación prevaleciente, misma que no cambiará por la determinación de una sola persona o grupo, pues así como se fue desmantelando, pieza por pieza, el Tulancingo de ayer; volver a levantar y afianzar aquel espíritu no es asunto sencillo, menos capricho de nadie, tampoco crisol  de vanidades y ostentaciones particulares.

     Se   necesita  de algo más que no veo en candidato alguno, se llame  como se llame y venga de donde sea.

&&&

     El Colegio Williams,  de la capital federal, donde varias  de las jovencitas tulancinguenses, de aquellos tiempos, cursaron  estudios superiores, aun sigue funcionando. Vuelves a estar servido, LPA.

&&&

     Recorriendo las mismas sendas, el paisaje que se contempla de Tulancingo, ahora también es sobrecogedor, pues a los costados de los caminos yacen como muestrario purulento, toda clase de atrocidades que van desde  cementerios de carricoches abandonados, hasta inmensos basureros, construcciones desbarajustadas, changarros y  fritangueras, además de haberse perdido el verde entorno legendario para siempre, trastocado por cuanto adefesio son capaces  de levantar seres carentes del menor sentido de la belleza y el gusto más sencillo, como parecieran ser los actuales moradores de la otrora espléndida villa. Todo un monumento al desamor.

&&&

     ¿Qué opinión te merecen los priístas paleros profesionales?  Como los que le hacen el caldo gordo al Moretón y Montiel.  Pronto veremos cómo les pagan con tlacos y tortillas duras. Lo que sea con tal de seguir enchufados en le ubre oficial.

                                                           &&&

!La infelicidad  del hombre le viene por  desear lo que no tiene; no desear lo que tiene; ignorar lo que desea! comenta Wences Angulo, apoyado en la remota sabiduría oriental que conoce profundamente.  

&&&

9 de agosto 2005

¿

Hoy gana el PRD   Mi debilidad y fortaleza   Ex Ángel mandamás hidalguense!    Tu Concesión para una Casa de Juego...   Estimulación Temprana By Marcial Maciel  Preferir un Gobierno de Malos que uno de Estúpidos

Urbanismo Tulancinguense  Entre Jotos y Lesbianas Resbaladilla del 2005 Agua...  Entierros   Maestros Academia del Tlapehue de Tulancingo    Santa Cruz... Inicio de la Conquista de México Reunión de Amigos   La  rueda del devenir...Un secuaz de Adolfo Hitler   Marzo y...  Piedras... Cuba Libre... Los vicios ahora son...   Taller en...   Cinco de Febrero de 1917 Bueno te hará el Que viene Atrás...  Suerte tienen los que no se bañan Nacido entre los límites de     Flamante...    Huejutla y...   Modernidad       Gaceta de la Sierra Norte       El Fracaso del Éxito...  Tulancingo ¡DESPIERTA!  Maravillosa, envidiable, cabellera estrena...    Olimpo de los falsos héroes mexicanos....   Acapulquito, Oscar Pacheco y ...    Mamacitas... Ni antes ni después...  Cavernas Poblanas...    Collar de Perlas    Hidalgo es un estado pobre, miserable...   Luxuria y Perversidad... El paso de "Cantinflas" por  Tulancingo...    Mi corazón ha recuperado el ritmo...     Reunión de Vagos, Rufianes y Buenos Amigos...      No hay juncionarios abusones en Helicóptero...   El que no corre, vuela...     Nombre de una callejuela apenas señalada...            Un recorrido por...   Líder entre  pastor religioso y alborotador...     Guachoma es un...   Opus Dei, Mercenarios de Cristo...

Sugerencias, arcoiris, deseos,

nostalgias, recuerdos, a:
José Manuel Toscana

C. Elec. ContiClays@aol.com

 

www.hidalguia.com.mx